• 19-Ago-2016
  • ARTICULOS
Como actuar en algunas emergencias y urgencias más comunes en el adulto mayor

Dr. Mario Ríos. Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes. Provincia de Mendoza

COMO ACTUAR EN ALGUNAS EMERGENCIAS Y URGENCIAS MAS COMUNES EN EL ADULTO MAYOR

Como todos sabemos algunos ancianos son frágiles, eso implica una mayor predisposición a sufrir emergencias y urgencias que debemos conocer, o al menos las más importantes.

Debemos saber atender y como actuar, en un primer momento, hasta que pueda estabilizarse y deje de correr peligro la vida.

Una de las emergencias más comunes es LA CAIDA, favorecida por múltiples factores como el mal calzado, bordes en el piso u otros obstáculos, mala iluminación, estar mal acostado, que se levante de noche dormido, mal medicado, cambios bruscos de posición que haga que se maree, empujón con otro anciano, el no uso de bastón o andador si tiene algún trastorno de la marcha, etc.

El adulto mayor tiene los huesos más débiles por la perdida normal de calcio por eso las fracturas es lo más temido, dependiendo como caiga y donde se golpee es donde tendrá la lesión.

Las fracturas de cráneo pueden ser producto de un traumatismo encéfalo craneano (TEC) con o sin pérdida de conocimiento. Por eso son muy peligrosas y deben tener un tiempo de observación de 12 o 24 horas, respectivamente, para ver si comienza con signos o síntomas neurológicos de índole cerebral tales como mareos, visión borrosa, vómitos fuertes, desmayos, convulsiones, mucho sueño, cambios en el carácter, etc.

Por eso ustedes deben levantarlo lentamente, no moviéndole el cuello porque también podría estar lastimado, acostarlo y llamar a un servicio de emergencias. Estos lo verán y decidirán si es conveniente una RX o llevarlo al hospital.

En caso que no sea así hay que dejarlo en reposo, comiendo liviano y estar atento a los signos de alarma por el tiempo ya consignado.

Otra FX común es la de los huesos de la cadera, en este caso es preferible no moverlo si no es en bloque, acostarlo y directamente llamar a la ambulancia, el síntoma más relevante es el fuerte dolor de cadera, en ese momento o una horas después, en caso que el golpe pase desapercibido se puede ver inflamación de esa cadera, dolor, hematoma y acortamiento del miembro golpeado con rotación externa.

Cualquier lugar que se golpee puede quebrarse y siempre la idea es inmovilizar así como quedo y nunca tratar de repararlo uno salvo que este en presencia de un médico.

Puede que se caiga pero que no se quiebre pero si que se luxe, esto es que se salga el hueso de su parte articular y es muy común ver la luxación de hombro por golpes o también al estar manipulándolos para cambiarlos o bañarlos. En este caso tienen mucho dolor al querer moverle el brazo y se ve que esta salido el hueso humeral, si lo comparamos con el otro hombro. Lo que hay que hacer es dejarlo así inmovilizarlo con un pañuelo grande o cabestrillo y derivarlo al hospital para que lo reduzcan, o sea poner el hueso nuevamente en su lugar.

El colocar hielo sirve si hay un hematoma que se este formando porque disminuye la hemorragia interna pero hay que ponerlo envuelto y poco tiempo. Este solo se usa en el proceso reciente y no en hematomas más viejos.

También sirve para inmovilizar la lesión entablillar provisoriamente sin tratar de enderezar hasta que sea atendido por un médico que lo lleve a un hospital que mediante una radiografía va a ver que pasó y tomar las medidas correspondientes.

Una HEMORRAGIA externa (vemos que sale sangre) puede ser provocada por un corte y si sale roja y a chorros que laten es arterial, si es en manto y oscura es venosa.

En esos casos lo que se debe hacer rápidamente es comprimir la herida con un elemento estéril o lo más limpio posible y dejar apretando hasta que llegue un médico que la vea para suturarla.

No es necesario un torniquete si está bien hecha la compresión y si a pesar de apretar sigue saliendo mucha sangre recién ahí podremos observar esa posibilidad.

En la epistaxis, o sangrado por nariz, hacemos lo mismo tapamos y apretamos, se puede colocar agua fría o hielo en la nuca para que ayude a mejorar el cuadro.

La HEMORRAGIA puede que sea interna y lo veamos luego, como pasa con las hemorragias digestivas altas (en esófago, estómago y duodeno) que notamos que el anciano vomita sangre pura o medio digerida, o sino que defeca de color negro, pastoso y con un tremendo mal olor (melena).

En este caso se lo debe acostar con las piernas en alto (porque se le va a bajar la presión) si se puede hay que colocarle un suero y llamar de inmediato al médico para que lo internen en terapia intensiva.

Puede que haya una hemorragia digestiva baja (colon y sigmoides) o enterorragia.

Aquí la sangre es más roja, no es digerida, es común en los viejos porque sufren de angiodisplasias y se debe hacer lo mismo que en las anteriores.

Existen las proctorragias que están producidas generalmente porque el anciano tiene hemorroides y al defecar duro se lastiman las venitas varicosas del ano y pasa que hace de cuerpo y arriba de la materia fecal cae un chorrito de sangre. Pero mejor es llamar al médico y que determine que conducta tomar.

En caso de confirmarse este último diagnóstico lo ideal es que coma comida que no lo constipe y el tratamiento sistémico, local tópico o quirúrgico.

Hay una patología que suele asustar a muchos y es el no saber que hacer cuando alguien sufre una CONVULSION.

Esta puede ser por causa de una epilepsia, de un tumor y otros problemas neurológicos.

El manejo de esta es simple y consiste en evitar que el paciente se lastime cuando tiene las sacudidas tónico clónicas, acondicionándolo, colocándolo de costado para que si vomita no respire su vómito y también para que no se trague su propia lengua (y así dificultar la respiración), desprendiendo sus ropas y llamando urgente al servicio de emergencias. Si hay medios se le puede colocar oxigeno y medicación y sino se debe esperar.

No intente meter su mano u objetos en la boca del anciano porque puede que usted se quede sin un dedo o le lastime la cavidad provocándole un sangrado que empeore el cuadro.

Siempre ante las emergencias es importante que se conserve la calma y transmita esta seguridad a los que estamos atendiendo porque hace que colaboren más.

Si a usted le toco hacerse cargo de la parte manual de la urgencia debe mirar y señalar a la persona que usted manda a llamar al servicio de emergencia para que no le quepan dudas que él es el responsable de hacer eso.

Dr. Mario Ríos.

Mat. Prov. 8219


 

Dejenos su comentario